Pueblo Garzón: cómo pasó de pueblo fantasma a centro cultural de Uruguay

La estación de tren de Garzón se encuentra en un pueblo uruguayo parcialmente abandonado, a unos 145 km al este de la capital, Montevideo, donde algunos todavía disfrutan de una existencia rural en medio de las llanuras de vacas descarriadas y armadillos errantes. La terminal tiene una gloria desmoronada, ruinosa y, sin embargo, desafiantemente encantadora.

Durante la última década, sucedió algo extraño: sus casas abandonadas se abrieron como restaurantes de lujo, bares de vinos y galerías de arte. La jet-set de todo el mundo comenzó a llegar, encantada por sus calles sin pavimentar y la nostalgia del tiempo.

“Me enamoré de la ciudad porque pensé que tenía una base increíble”, explica el chef argentino Francis Mallmann, a quien a menudo se le atribuye el impulso del renacimiento de Garzón. “Tienes estas calles anchas, esta hermosa plaza y una arquitectura simple y bonita”. En 2003, Mallmann se mudó del sofocante Atlántico al interior más seco de Garzón, abriendo un restaurante en el borde de su plaza bordeada de palmeras (y levantando las cejas entre sus compañeros escépticos).

“Tuvimos un gran impacto tan pronto como abrimos”, dice Mallmann sobre el Restaurante Garzon. Muchos extranjeros comenzaron a comprar terrenos y, pronto, las calles se arreglaron y la ciudad vio algunas de sus primeras mejoras.

Justo en el momento que Mallmann llegó galopando a la ciudad, también lo hizo el argentino Alejandro Bulgheroni, quien inspeccionó los suelos graníticos de las colinas circundantes y vio visiones de la Toscana. A mediados de la década de 2000, convirtió a Garzón en una nueva región vinícola de 524 hectáreas.

Además de las degustaciones, los visitantes de Bodega Garzón también pueden codearse con poderosos jugadores de los países vecinos de Argentina y Brasil en el Club House privado, jugar rondas en el club de golf Tajamares o una cena más elaborada por Mallmann en el restaurante del hotel (ambos unieron fuerzas en 2014).

Sin embargo, tan atractivas como la Bodega Garzón son las bodegas boutique que están apareciendo en la ciudad, incluida la Compañía Uruguaya de Vinos de Mar, que abrió un pequeño restaurante y bar de vinos este enero. Dirigida por Michelini i Mufatto (empresa familiar con bodegas en Mendoza, Argentina y Bierzo, España), ofrece tapas uruguayas maridadas con lo que llama “vinos trascendentes”.

El pequeño hotel de cinco habitaciones de Mallmann, ubicado en un gran edificio de ladrillo que una vez albergó una tienda general, solía ser el único juego en la ciudad. Ahora, encontrarás casas de vacaciones rústicas y elegantes, y lujosas propiedades boutique como el Six-Suite LUZ Culinary Wine Lodge que se inauguró el pasado mes de noviembre.

El anual Campo Artfest, su evento principal, reúne a tres docenas de artistas, convirtiéndolo en un carnaval de creatividad. El año pasado, por ejemplo, el artista conceptual argentino Leandro Erlich introdujo un absurdo semáforo sobre la Avenida Garzón con señales rojas y verdes eternamente encendidas.

Artfest tiene lugar a finales de diciembre, justo antes de Este Arte, una feria de arte en ciernes en la cercana ciudad turística de Punta del Este, y el Festival Internacional de Cine José Ignacio, que cuenta con funciones al aire libre en la estación de tren de Garzón. 

Dentro de los nuevos espacios expositivos, encontramos el Walden Naturae, un proyecto ambicioso de Ricardo Ocampo, creador de tendencias detrás del espacio de arte contemporáneo Waldengallery en Buenos Aires. 

Un poco más allá de los límites del pueblo, encontramos el parque de esculturas del artista visual uruguayo Pablo Atchugarry. El arte abstracto monolítico de Atchugarry comparte el espacio de la colina con las obras del escultor alemán Peter Schwickerath y el pionero del Land Art estadounidense Alan Sonfist

 

Fuente: Financial Times

 

Propiedades Destacadas

Card image cap
Península

Departamento en Venta


Card image cap
Santa Monica

Casa en Venta


Card image cap
Punta del Este

Departamento en Venta


SEGUINOS!

JOSÉ IGNACIO - URUGUAY

(+598) 4486 2558 - OFICINA

[email protected]